Estás aqui

Empleo, Agro y Postconflicto

Bogotá, 23 Septiembre de 2016

Por: Alejandro Arévalo - Gerente de la división de Ingeniería y Manufactura

El sector Agroindustrial, indiscutiblemente será uno de los principales actores en el postconflicto, pero ¿cómo lo enfrentaran?, ¿Cuáles serán las oportunidades de empleo que tendrán las personas calificadas y no calificadas en este mundo laboral? y ¿cómo se están preparando las compañías para lo que se viene?

Organizaciones como Michael Page, especialistas en reclutamiento y selección de personal, ya están involucradas con algunas compañías del sector Agroindustrial para apoyarlas en sus planes de vinculación de todos aquellos profesionales que surjan del postconflicto.

Michael Page calcula que alrededor del 40% de las empresas de este sector ya están desarrollando un plan específico para abordar el post conflicto desde el punto de vista laboral.

Para nadie es un secreto que el campo se ha visto afectado por el conflicto armado a lo largo de todos estos años en Colombia, y es justamente por esta razón que ellos deben ser tenidos en cuenta para la reintegración en diferentes aspectos y principalmente a la vida civil.

¿Cómo las compañías Agroindustriales se verán afectadas positiva o negativamente en este proceso? Esto dependerá de cómo éstas lo afronten. Para algunas compañías esto podría convertirse en una oportunidad valiosa para vincular nuevos talentos y abrir espacio para aquellas personas desplazadas que, según cálculos del gobierno, están cercanas a los 6,6 Millones y reinsertadas durante el postconflicto, entre los cuales calcula el gobierno habrá cerca de 15.000. Se podrán encontrar personas con niveles básicos de estudios y personal no calificado, así como también se encontraran personas con experiencia y niveles de estudio en diferentes áreas del agro que podrían aportar positivamente a la industria.

Según, Mirko Hofmann, Vicepresidente técnico de la compañía SABMiller en Colombia, “el reto más grande para las personas desmovilizadas será su reintegración a la vida civil antes que a la vida laboral”.

Según Hofmann, les tomará algún tiempo poder competir en el mercado laboral y empezar a vincularse a una compañía, durante el cual tendrán la oportunidad y responsabilidad de prepararse técnica y profesionalmente. Oportunidades más inmediatas aparecerán en el campo y preferiblemente en pequeños pueblos en los cuales existen redes sociales más cercanas y en donde será mucho más fácil para ellos moverse en un entorno más familiar y con mayor apoyo de la comunidad que en una gran ciudad, donde personas y comunidades son más distanciadas, individualistas y quizás algo más frías. Entre los planes de la compañía SABMiller está fortalecer la compra de materias primas agrícolas nacionalmente y cambiar algunas por diferentes productos que requieren, para sus cultivos, una mayor cantidad  de mano de obra y así poder involucrar a más personas del postconflicto.

Otras compañías del sector ya vienen preparándose para afrontar esta nueva realidad, y para esto, están conformando grupos internos en los cuales vinculan a los departamentos de recursos humanos, responsabilidad social e incluso las altas gerencias. El objetivo final de estos grupos será definir cómo abordar el tema del post conflicto y crear planes y estrategias para adaptarse positivamente al cambio y así mismo encontrar oportunidades de negocio.

Estas empresas seguramente tendrán ventaja a la hora de encontrar aquellos talentos que puedan surgir del postconflicto y serán éstas quienes tendrán el reto más importante de incorporar, de manera amable, a la vida laboral a todos aquellos que estén dispuestos a hacerlo.

Para ello, estas compañías están teniendo en cuenta consultoras como Michael Page, la cuál les podrá ayudar a elegir el mejor talento que surja de este proceso.