Estás aqui

En Colombia, menos del 10% de las empresas ofrecen a sus empleados compensaciones más allá de la nómina

Por: Michael Page

Bogotá, 12 de octubre de 2016. En mercados desarrollados y aún más cuando estos experimentan situaciones de desaceleración económica es usual encontrar los conocidos modelos de compensación añadidos a los paquetes salariales de los trabajadores; sin embargo, en Colombia menos del 10% de las empresas ofrecen esta alternativa a sus empleados.

Bonos, gimnasio, subsidios con fines médicos, el pago de la medicina pre pagada o la educación para el empleado y su núcleo familiar, el pago del transporte, la guardería, días extras de vacaciones, el pago de la alimentación diaria, áreas de esparcimiento, home office, primas extralegales y descuentos para los productos o servicios de la compañía son algunos de los componentes más contemplados por las compañías que manejan modelos de compensación en el mundo. El beneficio está cuando lo ofrecido por el empleador mejora las condiciones del empleado sin que esto represente un mayor gasto para la empresa.

Para las compañías, la retribución de manejar y ofrecer modelos de compensación, se refleja en lo financiero, puesto que es posible reducir la carga tributaria, con el pago de la medicina pre pagada de los trabajadores o con modelos de ahorro para los empleados, por ejemplo. Otras consecuencias positivas son la retención de talento, el buen ambiente laboral y el destacarse sobre la competencia.

Para los empleados, el beneficio, en algunos casos, también se refleja en lo financiero al evitar retenciones e impuestos sobre lo que reciben, al contar con la omisión de estos gastos, mantienen un mayor flujo de caja. Además de esto, el colaborador suele sentirse valorado y premiado por la compañía con este tipo de compensaciones.  

En Colombia, de acuerdo con Michael Page, firma de reclutamiento especializado en mandos medios y directivos, la implementación de modelos de compensación depende mucho del tipo de compañía y del tamaño del negocio. Aproximadamente el 10% de las empresas que ofrecen estos incentivos está concentrado en multinacionales grandes, mientras que empresas más pequeñas o nacionales no tienen este tipo de estímulos. La razón está en que hasta ahora el empresario local está percibiendo y conociendo cuales son los beneficios de adoptar los modelos de las grandes empresas para retener talento y mantener a los empleados motivados. 

Así mismo, de acuerdo con la firma de reclutamiento, la baja implementación de modelos de compensación en Colombia es una cifra que tiende a cambiar y a tener una clara tendencia de crecimiento en los próximos años. Esto se debe a que este recurso empieza a ser más atractivo para las empresas ante la imposibilidad de subir los salarios, retener talento clave y estratégico de las compañías y a continuar ofreciendo ventajas competitivas a sus trabajadores. A su vez, los colaboradores, de acuerdo con datos recopilados por Michael Page, valoran cada vez más esta práctica pues han comenzado a darse cuenta de que existen otras formas de retribución, que van más allá de la compensación monetaria, y que van directamente al salario emocional y a la satisfacción tanto laboral como personal.