Estás aqui

Inclusión laboral en Colombia, un camino por recorrer

El contexto empresarial actual ha entendido que la diversidad e inclusión en el trabajo incide positivamente en el ambiente laboral y la productividad organizacional; consolidando mercados más equitativos y justos, permitiendo el crecimiento a todo nivel de la organización y creando mejores entornos sociales.
La contratación diversa e inclusiva ha ido ganando terreno y cerrando brechas entre culturas, género, edad y etnias, abriendo oportunidades para los trabajadores que componen la fuerza laboral en Colombia y el mundo. Hoy, los procesos de selección tienen menos condiciones excluyentes y se concentran más en el conocimiento técnico y las habilidades necesarias para un cumplimiento exitoso del rol requerido.
 
La inclusión laboral ha sido posible gracias al cambio en los modelos tradicionales de contratación que han hecho las compañías, las cuales pasaron de entender a los trabajadores como una categoría genérica y homogénea, para concebirlos como un recurso heterogéneo, que tiene unas características particulares y que busca ser motivado constantemente.
 
Así mismo, las compañías han invertido cada vez más en áreas de recursos humanos que no solo se concentran en encontrar al mejor talento, sino que este sea diverso e incluyente. La mayoría conocen los beneficios que conlleva tener una plantilla diversa, no solo porque lo tienen dentro de sus objetivos, sino porque se traduce en un liderazgo más efectivo dentro de la organización y que proporciona múltiples enfoques, enriqueciendo la gestión corporativa.

 

Algunos beneficios que pueden obtener las compañías con la implementación de un programa de inclusión laboral son:
  1. Un ambiente laboral abierto a la diversidad, inclusivo y más motivador para su personal.
  2. Mejor reputación de la empresa y su imagen de marca, haciéndola más atractiva a su clientela y potenciales inversores.
  3. Permite aumentar la productividad. Los colaboradores se siente parte de un entorno en el que es aceptado e incluso apreciado, por lo que su motivación, trabajo en equipo y nivel de compromiso aumentan, y con ello, el logro de objetivos.
  4. Genera sentido de pertenencia y espacios de diversidad, en los que los empleados pueden aportar diferentes puntos de vista, lo que mejora el cumplimiento de metas, sin caer en sesgos corporativos.

 

Sin embargo, aunque la inclusión laboral ha sido una iniciativa que se ha generalizado a nivel mundial, promovida principalmente por las compañías multinacionales, y las cuales han creado programas y herramientas laborales para promover la contratación de los jóvenes, mujeres, minorías étnicas o personas con algún grado de discapacidad; en Colombia aún hay un camino por recorrer.

 
Si bien es cierto que en el país hay un programa de inclusión laboral fuerte, gracias a normativas como la Ley 1429 de 2010 y la Ley 1618 de 2013, algunas compañías medianas o pequeñas, aún no cuentan con la infraestructura necesaria para implementar efectivamente programas de inclusión laboral.
 
Adicionalmente, de acuerdo con cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), aunque la tasa global de ocupación en el país es del 58.2%, el 12% de las mujeres aún se encuentra desempleadas, el 16% son jóvenes, el 19% afrodescendientes y el 70% personas con algún grado de discapacidad.
Teniendo en cuenta esta situación y con el fin de conocer cómo está el panorama en términos de inclusión y diversidad en Colombia, PageGroup realizó una encuesta a más de 300 trabajadores de diferentes sectores económicos, con el fin de conocer cómo está la inclusión laboral en el país, especialmente en la ciudad de Bogotá.
A la pregunta sobre si la compañía donde trabaja cuenta con un programa de diversidad e inclusión definido, el 52.6% de los encuestados respondió afirmativo, mientras el 47.4% manifestó no tener conocimiento de que exista algún programa relacionado con esta temática.
 
Por otro lado, cuando se hizo referencia a la relación entre un ambiente laboral diverso e inclusivo y la consecución de mejores resultados, el 98.9% de los encuestados resaltó la influencia positiva de poder trabajar en una organización que promueva la convivencia de diferentes perspectivas dentro de sus equipos de trabajo.
Por último, a la pregunta sobre si se han sentido discriminados en algún proceso de selección, el 9.7% respondió afirmativo, dejando entrever el camino que hay que recorrer para lograr eliminar los factores excluyentes que aún afectan el reclutamiento de profesionales.