Estás aqui

Salario emocional, una alternativa para retener el talento

La tendencia actual de los empleadores por ofrecer beneficios no monetarios a sus empleados supone una nueva dinámica laboral y convierte a la misma en un factor de decisión para quedarse o salir de una organización.

El salario emocional es hoy una opción para retener el talento, incentivar la productividad y mejorar el ambiente laboral. Este tipo de compensación es cada vez más relevante dentro del paquete salarial que se ofrece en las diferentes industrias del mercado y está teniendo una gran incidencia en los niveles de rotación de las compañías.

Poder tener un balance entre vida personal y profesional y acceso a formaciones y capacitaciones que enriquezcan la labor, son beneficios que un grupo de más de 360 candidatos entrevistados por Michael Page Colombia, durante febrero de 2018, resaltó como fundamental para seguir en su trabajo actual o para buscar nuevas oportunidades.

Hombres y mujeres entre 25 y 50 años afirmaron en un 94,4% que es muy relevante pertenecer a una compañía que ofrezca intangibles como home office u horario flexible. El 94,7% de los encuestados consideran que el salario emocional incide en la producción y cerca del 30% aseguraron que una empresa sin dichas políticas de compensación tendría que pagar entre COP $3.000.000/$3.500.000 adicionales al salario para ser considerada una opción dentro de sus posibilidades de cambio o continuidad.

Entre los beneficios que más valoran los candidatos encuestados sobresalen horarios flexibles en un 50%, los subsidios de estudio con un 30%, capacitación y formación aparece en tercer lugar con un 29%, seguido por el teletrabajo y los voluntarios en un 25% y 18% respectivamente.

En conclusión, desde Michael Page vemos una clara tendencia en los candidatos a inclinarse por compañías que cuentan con políticas de salario emocional y el porcentaje va aumentando en la medida que los candidatos son más jóvenes.

De igual forma, vemos que las compañías están cada vez más conscientes de la importancia de este tipo de incentivos, puesto que el 55% de los encuestados afirmaron estar vinculados a empresas que les ofrecen este estilo de beneficios.

“Las empresas están migrando a estructuras de compensación más robustas, aquí las multinacionales son ejemplo para las demás organizaciones en el país, ya que cuentan con programas sólidos que incentivan este tipo de acciones dentro de la labor de sus empleados; donde el home office se destaca como el común denominador y aquel que es más medible en el impacto que tiene sobre la productividad y desempeño”, afirma Felipe Delgado, Executive Manager de Michael Page Colombia.