Estás aqui

Negocia tu salario

Cuando llegue el momento de negociar tu salario debes considerar tus habilidades, experiencia y estándares de mercado. Poseer esta información de antemano te dará mayor confianza durante la negociación. Sigue nuestros consejos para lograr una negociación exitosa:

Analiza la empresa y puesto de trabajo

Conocer la situación financiera de la empresa te dará una idea más realista de lo que puedes esperar. Una compañía con problemas económicos o que esté comenzando, no podrá ofrecer el mismo salario que una en pleno crecimiento. También es importante conocer el rango salarial de otros empleados con puestos similares dentro de la empresa y compararlo con el estándar de mercado. Recuerda que es indispensable que conozcas el valor monetario del rol que tendrás en la compañía antes de entrar en negociaciones.

Ten definidas tus necesidades

Es muy importante que evalúes cuáles son tus necesidades financieras. Piensa en tus gastos, los estándares de mercado, tu educación y tu experiencia profesional. A partir de ahí, podrás establecer tu rango salarial actual, comprendiendo lo mínimo que estás dispuesto a aceptar y tu salario ideal. Tener estos números claros será de utilidad durante la negociación, no olvides que debes comenzar con el salario deseado y no debes aceptar menos del mínimo.

Considera beneficios e incentivos

Hay muchos incentivos y beneficios que una empresa puede ofrecerte, además de un salario fijo. Piensa también en los incentivos no monetarios que quisieras tener. Como por ejemplo: horario flexible, formación académica, coche de empresa, más días de vacaciones, terraza en la oficina, la oportunidad de crecimiento profesional, etc.

Determina el mejor momento

Durante la entrevista es recomendable dejar que sea la persona que puede contratarte el que hable del tema salarial. En caso de que te pregunte cuáles son tus expectativas, explícale que te gustaría conocer más detalles sobre el trabajo y tus responsabilidades antes de especificar un rango. Una vez te hayan ofrecido el puesto oficialmente, es un buen momento para negociar el salario.

Negocia con confianza

Si te has informado, sabes lo que quieres y tu valor de mercado, no deberías tener problemas para negociar un salario justo. Recuerda que tanto tú como la persona con la que estás negociando, estáis interesados en obtener un buen resultado,mantente justo y realista. No olvides demostrar confianza durante la negociación y mostrar a tu empleador que ha tomado una buena decisión al elegirte.