Estás aqui

Prepara a tus referencias

Las referencias que incluyas en tu aplicación a una oferta de empleo son esenciales para el proceso de selección. Elegir y preparar adecuadamente tus referencias aumenta significativamente tus posibilidades de obtener el trabajo. Los responsables de RR.HH contactarán a las personas que indiques como referencia para verificar la información que has dado sobre tus habilidades y cualidades. Por ello, seleccionar a las personas correctas y mantener una buena relación con ellas es indispensable para el proceso.

¿Cómo selecciono a mis referencias?

Considera los siguientes factores al momento de seleccionar a las personas que pueden darte una recomendación:

¿Has trabajado con ellos directamente en los últimos 5 años?
¿Conocen tus fortalezas?
¿Qué opinan de tu ética de trabajo?
¿Son personas competentes en su área de trabajo?
¿Pueden describir tus cualidades para el trabajo?

Recuerda, antiguos jefes, clientes y compañeros de trabajo pueden ser una buena fuente para obtener referencias.

Por otra parte, asegúrate de que la información de contacto que tengas de cada persona esté actualizada e infórmales que te encuentras en un proceso de selección para un nuevo trabajo.

Al final de tu CV, incluye una lista de 2 o 3 referencias, cada una con su información de contacto. De esta manera, tu futuro empleador podrá elegir a quién contactar para tener una visión más clara sobre ti como profesional.

Prepara a tus referencias

Te en cuenta que tus referencias cumplirán la labor que esperas si las has preparado con antelación. Comunícales la información pertinente y asegúrate de que estén disponibles para ayudarte. Explícales cómo deben presentarte ante tu posible empleador, de tal manera que lo que digan coincida y complemente la información que has dado.

Mantén un buena relación

Debes recordar que las personas a las que elijas como referencia tienen sus propias responsabilidades, por lo que debes mantener el contacto con ellas si esperas que te presten su apoyo. Es muy importante que sepan lo agradecido que estás por su tiempo y esfuerzo, especialmente si ya no trabajas con ellos. Además, tener una buena relación con estas personas te ayuda a mantener tu red de contactos.