Estás aqui

El comercio electrónico, un sector que no deja de crecer en Colombia

Para 2019 las ventas generadas por el comercio electrónico serán de 3.4 billones de dólares a nivel mundial.

De acuerdo con la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, la venta y compra de bienes y servicios por Internet crecerá en un 20% al cierre de este año.

En Colombia el 61.4% de la población tiene acceso a Internet.

El comercio electrónico, de acuerdo con el estudio de e-Commerce Transfronterizo, supondrá en ventas a nivel mundial, 3.4 billones de dólares para el 2019 y moverá 900 mil millones de dólares de gastos en compras transfronterizas para el 2020, lo que representará cinco veces más que el año 2015.

En este contexto de crecimiento, Colombia es uno de los jugadores más importantes para este sector en América Latina. Según el e-Commerce Index 2017, el país ocupa el tercer puesto, después de Chile y Brasil, con mayor crecimiento y proyección en este sector de la economía. Solo para el presente año, teniendo en cuenta las estimaciones de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), la venta y compra de bienes y servicios por Internet crecerá un 20% al cierre de este año, lo que significa que aumentará dos puntos porcentuales más que el año anterior. 

 
De acuerdo con Daniel Camacho, Executive Manager de IT en Michael Page, existen dos tipos de comercio electrónico. El primero es el Business to Bussines, el cual está enfocado en redes privadas de Internet que se conectan a través de plataformas propias de empresas, facilitando múltiples procesos como ahorro de tiempo en transacciones, bajos costos y reducción de tiempos de pedido y entrega.
 
El segundo, y más conocido, es el Bussines to Consumer, que está orientado al consumidor final y brinda importantes ventajas para las empresas, puesto que le permite el acceso a un mercado mayor, la mejora en el servicio al cliente y el conocimiento del consumidor gracias a la interacción que hacen con este. 
 
¿Por qué ha crecido el comercio electrónico en Colombia? 
 
La relación empresa-cliente por medio de plataformas online en Colombia, según el Ministerio de las TIC, se ha visto favorecida gracias a que el 61.4% de la población colombiana cuenta con acceso a Internet. Así mismo, el comercio electrónico ha tendido a robustecerse, ya que el país ha sido pionero en la región en la implementación de una normatividad fuerte, Ley 527 de 1999, que ha referenciado, promovido y fortalecido el sector con iniciativas como la firma electrónica y el principio de equivalencia funcional. 
 
Los esquemas de negocio tradicional han tendido a enfocarse en soluciones personalizadas, por medio de Internet, que les ha permitido reducir costos de operación y generar mayor rentabilidad. Esto teniendo en cuenta que, los clientes están exigiendo cada vez más velocidad, entregas flexibles y devoluciones sencillas; servicios que solo puede brindar el comercio electrónico. 
 
Por ello, las empresas están migrando cada vez más a plataformas virtuales para la venta de sus productos y servicios, puesto que el consumo a través de comercio electrónico ha aumentado cerca de un 64% en el país, posicionándose como un de los principales canales de ventas, interacción, atracción y fidelización de consumidores.
 
Los nuevos profesionales que requiere el sector del comercio electrónico
 
Gracias al auge que ha tenido el sector en Colombia, la demanda de candidatos con conocimiento en nuevas tecnologías ha aumentado, aproximadamente en un 60% con respecto al año pasado. 
 
“El objetivo principal de los nuevos talentos debe ser el poder darles más agilidad a los procesos en un mercado cada vez con más actores” mencionó Camacho.
 
Frente a la formación académica se considera que la academia tiene grandes oportunidades de mejora ya que esta no se tiende a mover al ritmo que evoluciona el mercado. Además, muchas instituciones del país aún no cuentan con programas que estén totalmente orientados al negocio digital. “Los pocos candidatos que tienen estudios superiores especializados en la industria digital los han hecho fuera del país, ya que en Colombia no se cuenta con esos estudios especializados” mencionó Daniel.
 
Como complemento a los conocimientos tecnológicos también es importante ser un profesional con sentido y visión de negocio.