Estás aqui

Enviar una buena hoja de vida es más fácil de lo que piensa

El Pilón / Tendencias

Valledupar, Julio 10, 2016

 

Cada día los profesionales del mundo se retan para alcanzar nuevos objetivos y un elemento aparentemente tan simple como una hoja de vida se ha convertido en la puerta de acceso para darse a conocer y encontrar las mejores oportunidades laborales.

Según Michael Page, empresa destacada por su especialización en el mercado de reclutamiento de profesionales de mandos medios y de alta dirección, un head-hunter o un analista de selección puede revisar 500 currículums por proceso y llevar más de 10 posiciones simultáneamente, por eso es muy importante dar en el clavo para impresionar positivamente. En realidad, el único objetivo de una hoja de vida es conseguir una entrevista. Así es: sólo eso. Por lo tanto, es importante que el desarrollo del currículum siga algunas recomendaciones sencillas para que logre el objetivo de impactar, como, por ejemplo, ser conciso, enfocarse en los últimos 10 años de experiencia, llamar la atención (positivamente, claro está) y enfocarse solo en lo relevante.

Afortunadamente, hoy se cuenta con muchas herramientas tecnológicas, sencillas y creativas, que ayudan a enriquecer mucho más el valor diferencial que un profesional puede generar con su currículum.

Estructura de la hoja de vida:

Es ideal que cualquier tipo de currículum contenga las siguientes características:

  • Datos personales.
  • Perfil profesional.
  • Formación académica.
  • Trayectoria profesional.
  • Otros conocimientos.
  • Datos de interés.

Es imprescindible no olvidar la importancia de conocer al potencial empleador, identificar las competencias propias, ser conciso y específico, mantener un formato profesional, cuidar el estilo y la ortografía, cuidar la imagen que el aspirante busca proyectar y evitar el envío de documentos adicionales que, en caso de ser necesarios, serán solicitados por el posible nuevo empleador.

Cualquiera de los siguientes formatos que se presentan a continuación podrían funcionar a la perfección, lo importante es que la información que se ubique en la hoja de vida le sume valor al cargo al que aspira y al entrevistador.